SOY ADOPTADO Y MI FAMILIA ADOPTIVA ME RECHAZA. ¿QUÉ HAGO?

En la familia adoptiva, puede existir una persona o un grupo de familiares que no aceptan como miembro de la familia al adoptado, y que se encargan de hacerle la vida imposible al adoptado, para manifestarle que no lo quieren dentro del grupo familiar.

Las razones de este rechazo están determinadas por creencias familiares negativas acerca de la adopción y sobre el origen del adoptado.

Este rechazo hace que el adoptado sienta que no tiene el mismo derecho de pertenecer a la familia adoptiva, que si tienen sus otros miembros no adoptados. El adoptado siente el rechazo y tiene la sensación de "no encajar en el grupo familiar" y de "estar en el lugar equivocado".

Con el tiempo, estas sensaciones se van transformando en frustraciones, puesto que sienten que la adopción ha sido un fracaso, pues llegaron a una familia adoptiva que no los quiere.

El adoptado no entiende cómo gente que NO lo quiere en su vida, pudo haber hecho trámites de adopción y haber aprobado pruebas psicológicas como aptos para adoptar. Se llena de rabia, por haber sido víctima de una mala selección de familia adoptiva por parte de las entidades encargadas de la adopción.


Después, asimila que estas entidades no son perfectas y cometen errores en los procesos de adopción. Igualmente, asume que la familia adoptiva puede ser como una familia biológica, donde unas personas son aceptadas, otras rechazadas y maltratadas.

Acepta que la familia adoptiva es la que le tocó y que esto no va a cambiar. Si la familia adoptiva es disfuncional, tiene que aceptar que es así (llena de personas enfermas, conflictivas, violentas y codependientes).

Esto es muy doloroso para el adoptado, porque desde que lo adoptaron siempre estuvo a la expectativa de que la familia adoptiva le pudiera dar amor y satisfaciera las necesidades materiales, que la familia biológica no podía darle. Siente un vacío muy grande, al reconocer que no lo aman y no lo respetan.

Dentro de esta relación patológica con la familia adoptiva, el adoptado empieza a presentar síntomas de depresión y es posible que en este momento, busque ayuda psicológica.

Durante la psicoterapia, el adoptado toma conciencia del rechazo familiar del que es objeto, que está en medio de relaciones enfermizas y que lo mejor sería salir de este sistema familiar tóxico.

Desafortunadamente, si el adoptado depende económicamente de la familia adoptiva y ésta no le facilita la emancipación, es muy difícil que pueda trabajar y estudiar, lo que dificulta independizarse del hogar adoptivo.

No obstante,  debe esforzarse como adulto por independizarse y hacer su propia vida, en un ambiente que no sea tóxico y en lo posible tener un contacto limitado con la familia adoptiva o no volver a tenerlo, pensando siempre en beneficio de una vida saludable lejos de la familia adoptiva tóxica.

Comentarios

Maria dijo…
Crees que sea perjudicial adoptar un hijo aunque mis padres se opongan? No quiero que mi madre rechace a mi hijo, pero no quiero renunciar a formar una familia por capricho de mi madre. Puedo conocer tu opinión?
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo…
hola! Mira, yo soy adoptada, y he tenido la experiencia del rechazo de muchos de los miembros de mi familia, me ha tocado muy duro, y al leer esto parace que en la mayoría de las cosas estuvieran describiendo mi vida, aun con los 28 años que tengo y siendo madre, aun, se siente la negatividad (aunque ellos no lo reconozcan mucho) de los miembros de mi familia. Solo te puedo decir, que si Dios te da la oportunidad de ser padre, no importa si adoptas o no, un hijo es un hijo, los hijos se aman, los hijos se valoran, los hijos se protegen, los hijos se defienden de lo contrario Dios no nos habria adoptado a todos como sus hijos. No importa cuantos se levanten en tu contra y en contra de tu hijo, lo que importa es el amor que tu le vas a brindar y el amor con el que el te lo va a agradecer, hijos son hijos, sin importar de donde vengan. Solo ama a tu hijo cuando lo tengas y hazle saber el amor que tu sientes por el, y los demás que hablen lo que quieran hablar, tu ama a tu hijo y se feliz con el, y hazlo feliz a el! A la final hay padres tienen la posibilidad de procrear hijos y no los aman! tu que si puedes amar al tuyo, hazlo, solo amalo!
Anónimo dijo…
Mi pareja es un hijo adoptado: él quiere con locura a sus padres, pero sus padres están constantemente reprochándole que lo adoptaron y que no estudió lo que ellos quieran que hubiera estudiado. Esos reproches evolucionan a: "no tienes trabajo porque no estudiaste lo que nosotros queríamos", "si no tienes trabajo, responsabilízate tú por haber estudiado la carrera universitaria que elegiste" y llegamos hasta un punto en el que los padres se resisten a cualquier tipo de ayuda, ya sea económica (aunque tienen posibilidades) para poder hacer frente a pagos inesperados (como cualquier padre o madre que ayuda a sus hijos en esas ocasiones si su economía lo permite) o incluso negándoles la posibilidad de que permanezca una noche en casa de ellos si ellos no están dentro de la casa. En este caso, la sensación es tremenda porque tienen la sensación de no haber sido abandonados una vez, sino dos veces, y que no han tenido únicamente el cariño de unos padres, sino que los dos los han rechazado. Hay padres que quieren con locura a sus hijos adoptivos, pero creo que es interesante tratar el tema en el que cuando unos padres adoptivos ven a su hijo adoptado como una persona casi ajena de ellos. No es todo tan dulce en las adopciones, aunque espero que estos casos sean la minoría de la minoría.
Ana dijo…
Hola a todos los que participan con sus comentarios. El rechazo a los adoptados es un tema complejo. El hijo abandonado es retirado de la familia biologica y desde ese momento aprendio a ser rechazado y a atraer con sus conductas el rechazo en diferentes circunstancias de su vida. Esto no es algo consciente para ningun adoptado, pero sucede. Es algo que he descubierto estudiando la adopcion y para explicar mi historial de rechazos como adoptada de parte de la sociedad. Sumado a este aprendizaje a ser rechazado, hay gente que tiene prejuicios respecto a la adopcion y que nunca la va a aceptar, y uno convive con eso. Lo importante no es el rechazo como tal, sino que el adoptado pueda aprender a desarrollar las herramientas necesarias para tener una alta autoestima y que no le afecte la opinion ni la actitud de la gente de su entorno. No solo sufrimos rechazo por ser adoptados sino que puede haber discriminacion por raza, religion, estrato social, condicion sexual, etc. Tambien los adoptados podemos ser victimas de gente envidiosa. Entonces lo importante es fortalecerse amandose y poniendo limites a los agresores. Y tambien los padres adoptivos tienen que protegerse de las habladurias de mal gusto, igual que el adoptado, cuidando su autoestima y haciendose respetar de todo el mundo.
Brenda Amador dijo…
Que hermoso tu comentario. Dios bendiga tu vida y la de tus hijos, sabes lo que es amar y sobretodo eres de un corazón muy lindo, te mando un abrazo :)
silvia dijo…
no siempre el rechazo a un hijo adoptado es por venir de la adopcion, a veces, lamentablemente hay personas que no elaboran suficientemente su deseo de hijo, su deseo de ser padres de alguien, y cuando el hijo es una realidad, no logran asumir esa realidad, a veces aun en una pareja, desear un hijo no es lo mismo para los dos, y cuando el hijo aparece ,muchas cosas no son o no se viven como se esperaba, tener hijos es un camino dificil. arduo y no siempre exitoso, no se como se sale de esas situaciones, como se superan, se que existen, ya sea en la paternidad biologica o adoptiva
Ana dijo…
Hola Sivia! Te refieres al hijo anhelado, a ese hijo biologico o adoptivo que deseamos desde nuestras expectativas y fantasias, que no es el hijo real, el de "carne y hueso. Por eso es importante trabajar con esas expectativas para que no se nos vuelvan en contra afectando la relacion de amor con nuestros hijos. Un hijo es para toda la vida y ningun padre o madre nace aprendido, ni es perfecto, lo primordial es identificar los errores y tratar de mejorar pensando en el bienestar del hijo y no solo en nuestras necesidades como adultos. Mi recomendacion es no convertir al hijo en un enemigo, en la oveja negra de la familia, se le hace mal al hijo. Las criticas, las burlas y expresarle nuestro enojo porque no llena nuestras expectivas afectara la autoestima del hijo e imposibilitara la construccion de una relacion de confianza basica con el hijo. De estas situaciones los padres las pueden superar, depende de su capacidad reflexiva, de su compromiso a hacer cambios y a veces es necesaria una asesoria con un psicologo de escuela para padres.
Ana dijo…
En muchas adopciones hay familiares, amigos, vecinos o conocidos que no estan de acuerdo con la adopcion por los prejuicios sociales, raciales, culturales, por razones personales, etc. El tema de la adopcion en muchas familias es polemico y es algo que los padres adoptivos deben aprender a afrontar, pues es frecuente el comentario despectivo de alguien en la calle con relacion al adoptado y uno como padre debe empoderarse y empoderar al chico adoptado para que no se afecte. En mi caso, mis abuelas no estaban de acuerdo con mi adopcion y se lo dijeron a mis padres. Mi abuela paterna termino aceptandome, su amor pudo mas y me adopto y fue muy bonito. En cambio mi abuela materna no pudo ni querer a mi madre ni a mis tios adoptivos, entonces no podia esperar que a mi si me quisiera. Creo que se puede adoptar y ayudar al chico a que entienda que hay personas que lo aceptan y lo aman y que otras no pueden, mas esto no significa que como persona tenga algo negativo, sino explicar que la sociedad tiene prejuicios y que la abuela es un ejemplo de ello. Conmigo lo hicieron y fue reparador. Hacen mal los familiares que fingen que quieren al adoptado y a sus espaldas muestran menosprecio. Es mejor sincerarse todos en familia, los adoptados lo agradecemos.
Anónimo dijo…
Me entere a los 45 años, que fui adoptado, creo que no me afecto mucho el saber eso, porque siempre senti el rechazo de mi madre adoptiva, y la bendicion de mi padre adoptivo el amor y cuidados de el llenaron el vacío de amor de madre que nunca tube, la cuestión es que mi padre el más grande que pude tener falleció y allí empezó mi calvario, mi madre adoptiva lo hizo público para tratar que entre ella y dos hermanos me des heredarán, que tristeza sentirse asi
Ana dijo…
Cuando hay una persona que quiere al adoptado y no lo rechaza, los que si lo hacen se resisten en su deseo de excluirlo del todo del grupo familiar adoptivo. Cuando esta persona amorosa y buena con los adoptados fallece, suele comenzar la agresion mas violenta o los abusos economicos con herencias, por ejemplo, para conseguir la exclusion y mandar al adoptado al ostracismo. Quien rechaza considera que es injusto que un adoptado pertenezca a la familia adoptiva y se mantiene fiel a sus ideas y prejuicios irracionales para odiar al adoptado. Al no estar esa persona amorosa, aparecen los mas odiosos a hacer mal. Nunca reconocen que son malos, pues para ellos el adoptado es el problema y debe ser eliminado del grupo. Una vez lo excluyen, se les pasa el enojo y se dan cuenta que se quedaron sin ese "chivo expiatorio" sobre el cual arrojaban sus miserias. Tienen que cargar en su interior con sus miserias, sufren mucho y el adoptado ya lejos rehace su vida en paz. En este tipo de familias adoptivas que rechazan, las vidas de ellos son de mucho sufrimiento y uno como adoptado aprende a ver su sufrimiento como una tortura de la que no se liberaran nunca. En cambio el adoptado si tiene la posibilidad de sobrevivir y sanar todo esto. Ellos no, siguen en sus miserias, atrapados para siempre.
pgm tv dijo…
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Mia Ruax dijo…
hola, mi nombre es Lorena Ruax, fue el nombre que me dieron mis padres adoptivos. Desde niña e sufrido la frialdad familiar era sentir ese rechazo y no comprendedlo, mi padre adoptivo falleció cuando yo tenia 3 años de edad, no recuerdo mucho sobre él, lo poco que recuerdo era que no le sentía, mi hermano mayor es un hombre de carácter digamos, él nunca me hablo y si me habla era para gritarme las cosas, siempre me e sentido sola en mi vida, pero no sabia la vrd, pero si la presentía. mi madre no era una mujer cariñosa conmigo, es una persona dependiente, es una persona histérica y posesiva. no es segura de si, tenia que llamar a la vecina para que ella me hablara como si fuera mi madre solo porque no queria comer. yo no hablaba mucho, tampoco jugaba, porque ella queria tenerme a su lado viendo las novelas, casi no estudiaba, son muy pocos recuerdos que tengo de juguetes y del patio. tuve problemas de aprendizaje, y ella me sobreprotegia de una manera posesiva, extraña. En mi adolescencia al igual que mi infancia no tenia amigos porque ella no me dejaba salir, se echaba al suelo haciéndome berrinches como niña malcriada y me asustaba mucho me sentia culpable. no podía salir con amigas. Me entere que era adoptada a mis 21 años por mi novio en ese tiempo que es sobrino de la esposa de mi tio hermano de mi padre (adoptivo). Al preguntarle si era vrd ella se echo a llorar y me conto que yo no era su hija de vientre pero si de su corazon, solo siento su amor el del resto de la familia no, casi no me hablan, yo no como en la mesa con ellos, nunca me llebavan a sus paseos y creo que ahora a mi 32 años siento mi corazon mal, creo que ahora siento ese vacio en mi. Necesito hablar con alguien, dra si podria escribirme a mi mail estaría agradecida miakinssy@gmail.com gracias por todo
claudio trani dijo…
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
claudio trani dijo…
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
juanca dijo…
Es duro ser adoptado y ver con tus pequeños ojos el día a día de la evolución de la adopción.Ver que saliste de Guatemala y te metieron en guata peor.Ver que tu familia adoptiva a medida que crecías te daban de lado.Saber que tenias unos abuelos y jamas dormir en su casa.Saber que tenias primos y parientes y como si no existieran.Crecer sin el amor de una familia biológica sustituida por una de acogida...eso fue lo que yo creía y veía con mis pequeños ojos.A medida que los días,semanas,meses y años pasaban,en mi interior se creaba una inseguridad asociada a la falta de amor,comprensión y todo eso degeneraba en odio,inseguridad y carácter repulsivo.Nunca tuve amigos a la escuela,fui maltratado,humillado etc y todo eso creo en mi una coraza de protección y odio hacia los demás.Hoy en día no tengo amigos...mi frialdad los espantaba a todos.Gracias a esas monjas que me dieron en adopción por 100.000 mil pesetas de la época...hay fue donde empezó todo.Esta es mi historia...y todavia no he contado las tribulaciones que pase en esa casa.Esa es otra Historia.Gracias por leer este artículos.
Ana dijo…
Juanca gracias por compartir tu testimonio. Sobre el odio hacia lis demas estoy preparando un articulo para publicar proximamente en el blog.
Anónimo dijo…
Hola, me entere que soy adoptada hace unos 6 meses y tengo 17 años, mi madre sólo me lo dijo para aliviar ese peso y con eso pretendía que creyera en dios y básicamente cayera a sus brazos a decirle gracias, y mi carácter cambiara. Sin embargo yo seguí siendo igual que siempre porque no quería marcar ninguna distinción con mi familia, hace poco nos peleamos porque yo le reclame que hubiera pensado antes de adoptarme si tenía los recursos intelectuales y económicos para mantenerme, (pues eso se hace cuando uno quiere un hijo), mi madre tuvo sus propios hijos antes, y cuando yo dije esto se puso histérica y a llorar, ella ya es grande (60 años) y pensé también en algún momento que sólo lo hizo para que yo la cuidara cuando ella ya estuviera más grande. Y le comentó a uno de mis hermanos esta situación, y el exploto contra mi diciendo que podía irme con mi verdadera madre o padre, porque el quería cuidar de "su mamá" y me corrió de la casa, el ya tiene 35 años, y ya no me siento igual porque justamente lo que yo quería evitar era esta distinción de: "si le puedo decir todavía que son tus hermanos, verdad?" o lo doloroso que fue para mí cuando dijo "mi mamá" excluyéndome, no sé que hacer, siento que en cualquier error que haga lo van a sacar y creo que los padres adoptivos no deberían permitir que las distinciones sean siquiera visibles, porque deberían de tratarlos igual que a sus otros hijos.
La Mamasota dijo…
soy adoptada, me entere a los 18 y en ese momento me fui de la casa, la relacion desde eso ha sido tormentosa es poco, me independize desde muy pequeña trabajando de todo, siendo pobre, aprendiendo y todo este camino me ha dejado algo muy positivo, soy fuerte, soy muy fuerte y muy valiente y a mis 35 años todavia hay muchas cosas por aprender pero algo que he aprendido es que la voluntad es siempre el primer paso, como dice en otra entrada solo te tienes a ti mismo, por eso mismo es que no necesitas a nadie mas para ese primer paso y pues.. esta es la historia, es unica, y disfrutarla a como sea.
Presenti desde mi adolescencia que algo no encajaba con la família que tenía. La familia por parte de mi mamá no me quería. Y en la de mi papá sentí fuertemente el rechazo de una tía. Supe la verdad hacen dos años. Busqué mi verdadera familia, la encontré, a mi madre biológica y a los hermanos. Supe que los que me criaron me cambiaron mis nombres para que mi verdadera Madre no me reclamara.una hermana de ella me regaló a la família que me crió. Pero ahora me siento encajar y es maravilloso. La parte triste es que cuando le pregunté a la madre Que me crió por qué se quedó conmigo e hiso sufrir a mi verdadera familia,me dijo,porque necesitaba alguien que me cuidara en mi vejez. ...

Entradas más populares de este blog

NO AMO A MI HIJO ADOPTIVO

CARTA A MI PAPA ADOPTIVO EN EL "DÍA DEL PADRE"

EL ADULTO ADOPTADO