LOS FRACASOS EN LA ADOPCIÓN Y LA FAMILIA ADOPTIVA DISFUNCIONAL

La adopción se enfoca desde una perspectiva negativista, donde el niño fue abandonado y rechazado por la familia biológica, y esto le ha causado un "trauma" que lo lleva guardado en "una mochila". Pero muy pocos expertos se atreven a hablar o escribir del abandono y el rechazo que puede causar una familia adoptiva, a quien la tienden a dibujar como la familia "salvadora y perfecta" para el huérfano. Es más, muchos expertos creen que sus conocimientos y terapias ayudarán a salvar familias donde la adopción ya es un fracaso, pero se niegan a aceptarlo concluyendo que eso es desconfiar en las bondades de la psicoterapia y los avances de la ciencia.

Ante la ruptura familiar evidente, muchos terapeutas y profesionales se sienten impotentes al sentir que no pueden hacer nada para mantener una familia unida y que la adopción sea todo un éxito, y muchas veces ahondan terapias con la esperanza de "rehacer los lazos de la familia adoptiva" que son imposibles.

Muchas familias adoptivas tienen una estructura patológica, que no les permite aceptar como miembro del grupo familiar a una persona adoptada, así como también rechazan otro tipo de miembros (homosexuales, familia política, madres solteras, etc) por citar algunos ejemplos de otros rechazos dentro de una familia disfuncional.

Además de ser patológicos, también son maltratadores y utilizan a los niños adoptados como objetos para satisfacer necesidades y carencias, sin pensar en las necesidades reales de los niños adoptados, porque por su patología no pueden hacerlo y esto los incapacita para ser hogares no sólo de niños adoptados sino de cualquier niño.

Son muchas las adopciones que fracasan y que socialmente se disimulan los rechazos, porque la exclusión o el rechazo de un familiar es visto como un tabú, como algo inaceptable y vergonzoso. El ostracismo era una vergüenza en tiempos de la antigua Grecia y lo sigue siendo, hasta cuando un adoptado sale de un grupo familiar siendo adulto por marginación.

Muchos adoptados somos testigos silenciosos de esta experiencia de rechazo de parte de la familia adoptiva. Se presenta tanto en adopciones nacionales como en internacionales.

Se ha encontrado por estudios de psicopatología familiar y criminología, que la causa del rechazo de parte de la familia adoptiva no sólo es un problema de carácter biológico, sino que se debe a causas emocionales como la ENVIDIA.

En este tipo de familias adoptivas que rechazan personas adoptadas, aún habiéndolas adoptado, tienden a existir miembros de familia que son psicópatas cotidianos y con rasgos narcisistas o con algún trastorno de personalidad. Puede ser alguno o ambos padres, abuelos, tíos o alguien de la familia política adoptiva, por ejemplo, y estas personas envidian al adoptado, enmascarando su envidia detrás de maltrato físico y psicológico (insultos, ofensas y todo tipo de menosprecio).

El adoptado maltratado termina padeciendo un acoso moral familiar (mobbing familiar) de parte de su familia adoptiva, siendo una criatura indefensa menor de edad. A parte del maltrato que recibe el adoptado, otros miembros de esa familia (no adoptados) pueden sufrir maltrato o en algún momento también ser chivos expiatorios por alguna otra razón, de algo que la familia rechaza con un "no" rotundo.

¿Qué experimenta el adoptado en un hogar disfuncional psicopático?

Siente que crece en un hogar donde es “el adoptado por ley” más no porque lo amen. El adoptado crece con la sensación  de ser marginado socialmente por su familia, de tener un destino difícil donde atrae gente para que lo rechace, de ser objeto de un secreto de familia, de misterios y de un mundo de mentiras, con una familia en la cual no puede confiar y que su seguridad corre peligro inminente.

El adulto adoptado asimila con el tiempo que es el chivo expiatorio dentro de su familia adoptiva, donde ellos proyectan necesidades frustradas y lo han convertido en el objeto donde ellos descargaban toda su rabia. Comprende que su familia adoptiva está conformada por un acosador psicópata y un grupo seguidor que lo ataca y le hace daño.
También puede presentarse abuso sexual de parte de algún miembro de la familia adoptiva y esto permanece en la familia como un secreto compartido por un grupo de cómplices que no defienden al niño adoptado.
Desde la niñez le hacen sentir al adoptado que no era bienvenido en sus vidas, pero ya que había llegado les toca encartarse con el niño huérfano.
El adulto adoptado se esfuerza por comprender que su familia adoptiva está incapacitada para ser empática, amar y respetar, por su misma historia de vida dentro de una familia abusiva, violenta y maltratadora. También acepta que su familia siempre le ha tenido envidia y que no lo ha podido disimular a pesar de los insultos, comentarios hirientes y ofensas cargadas de una agresividad desbordante.
El adulto adoptado que fue maltratado por su familia adoptiva debe permitirse experimentar tristeza, rabia, odio, frustración, decepción, soledad y todos los sentimientos que afloren de su alma, por la experiencia vivida durante el mobbing familiar. Entiende que nunca hubo amor, y que aunque los miembros de la familia fueran hipócritas no podían disimular que le rechazaban.
Esto le ayuda a no tener sentido de pertenencia a esa familia adoptiva tóxica, patológica y psicopática. Le facilita también el desarraigo y la ruptura definitiva con esa familia tóxica, pues por el rechazo y el maltrato vivido y que se hace consciente, sólo desea estar lejos de ellos para siempre y sin volver a tener ningún contacto.
El adulto adoptado aprende que  es una persona normal  que no ama a sus verdugos (mal llamados familia adoptiva) ni los perdona ni se olvida de lo que le hicieron durante la convivencia.
Después de haber vivido un maltrato familiar, al adoptado se le recomienda en psicoterapia, que no se trata de perdonar ni de olvidar a la familia adoptiva, sino de re-significar aprendizajes para seguir viviendo de manera resiliente lejos de ellos.
El adoptado agradece la "obra de caridad" que hizo su familia adoptiva al adoptarlo por ley más no por amor; pues al menos pudo tener una casa, comida, educación y muchas cosas materiales, que si hubiese crecido en la calle o en un orfanato, no hubiera podido tener. Esto es algo que siempre se agradece a la familia adoptiva así ellos piensen el adoptado es un malagradecido por no permitir que abusen de él, y este pensamiento es tan rígido, que lo mejor que puede hacer el adulto adoptado es alejarse de la familia para rehacer su vida.


 







Comentarios

ssaarroo dijo…
me parece un punto de vista muy pesimista .. como si cualquiera adopción tiene que ser un fracaso. Yo he visto hermanos de sangre que son tratados de forma distinta por la misma madre, osea que no toda familia de sangre es perfecta, ni tampoco se puede generalizar.
Ana dijo…
Es un tema tabu del cual es mas facil pensar que una adopcion no es un fracaso, que hay que ser positivos y esto no es tan simple. Si bien muchas adopciones son experiencias maravillosas muchas tambien terminan en que la familia devuelve el chico a la casa de adopcion o en la edad adulta la familia decide romper la relacion con el adoptado o este es obligado a alejarse de la familia. Son realidades frente a las que es mejor silenciar para callarlas y que nadie se de por enterado.
Igualmente en familias biologicas se hace bullying a un miembro biologico, y esto hasta cierto punto la familia lo maneja muy calladamente porque es un tabu en muchas culturas.Gracias por compartir tu opinion Ssaarroo.
Ana dijo…
Es un tema tabu del cual es mas facil pensar que una adopcion no es un fracaso, que hay que ser positivos y esto no es tan simple. Si bien muchas adopciones son experiencias maravillosas muchas tambien terminan en que la familia devuelve el chico a la casa de adopcion o en la edad adulta la familia decide romper la relacion con el adoptado o este es obligado a alejarse de la familia. Son realidades frente a las que es mejor silenciar para callarlas y que nadie se de por enterado.
Igualmente en familias biologicas se hace bullying a un miembro biologico, y esto hasta cierto punto la familia lo maneja muy calladamente porque es un tabu en muchas culturas.Gracias por compartir tu opinion Ssaarroo.

Entradas más populares de este blog

NO AMO A MI HIJO ADOPTIVO

CARTA A MI PAPA ADOPTIVO EN EL "DÍA DEL PADRE"

EL ADULTO ADOPTADO