¿CÓMO AYUDAN LAS CONSTELACIONES FAMILIARES AL ADOPTADO?

Estuve un tiempo en psicoterapia a través de constelaciones familiares para comprender mejor a mi familia adoptiva y biológica, terapia que recomiendo y que me motivo a escribir un articulo en mi blog acerca de este tema.

Las constelaciones familiares son una terapia grupal propuesta por Bert Hellinger. Pueden consultar el siguiente link  http://es.wikipedia.org/wiki/Constelaciones_familiares para obtener más información sobre esta terapia, que es muy útil en casos de adopción tanto para los adoptados, padres biológicos o padres adoptivos para poder entender muchos asuntos de las relaciones familiares y cómo interfieren con sus vidas actuales.

Las constelaciones familiares dan mucha importancia a que los adoptados adultos puedan reencontrarse con sus raíces biológicas, por lo tanto esto requiere de un trabajo psicológico personal para estar unidos por medio de una comunicación espiritual con los padres biológicos. 

Si esto es posible, el adoptado puede resignificar su pasado y sanar de esta forma, al integrar lo que descubre en la terapia grupal de constelación familiar y continuar su trabajo terapéutico en algunas sesiones individuales y desarrollar actividades en casa.

Según Hellinger en su obra "El manantial no tiene que preguntar por el camino" establece que "El movimiento sanador para el niño así sería que mirara a sus padres y tome de ellos la vida que le han regalado. Es el bien más preciado. Toma la vida en su corazón y le concede todo el espacio, a la vida sana. Y luego permite que los padres se retiren de su corazón diciéndoles:"Ahora permito que se retiren. Ahora renuncio a ustedes para siempre. Eso es enormemente doloroso. Pero es un dolor sanador. Para el niño es como que sus padres estuvieran muertos. Recién entonces el niño puede girarse hacia sus padres adoptivos y a las personas que se ocupan de él. Así entonces la vida que recibió de sus padres puede desplegarse".

Para comenzar este movimiento sanador se debe iniciar una comunicación espiritual con los padres biológicos, en términos de Hellinger es una forma de conectarse con el "alma de la familia". Este diálogo con nuestros padres puede darse en soledad en un lugar elegido, con las herramientas que provee la terapia grupal, por eso la importancia de constelar primero la familia del adoptado adulto y de continuar un proceso de terapia y participación en otras constelaciones.

Después de la terapia grupal de constelación familiar, el adoptado adulto trata de conectarse por medio de un diálogo interno con ellos, ayudándose al observar un dibujo elaborado de ellos o un collage que expresa lo que se les quiere compartir y también sirve mucho abrazar un par de muñecos que elegimos para representarlos. Si no se tienen muñecos, se pueden utilizar dos almohadas que se puedan abrazar durante este diálogo espiritual.

Este diálogo espiritual se puede realizar cuando lo necesitamos, nos conecta con los padres biológicos  y nos permite integrarlos dentro de nosotros mismos, reconocer que tienen un lugar en nuestras vidas actuales y aceptarlos, sin juzgarlos y entendiéndolos.

También permite compartir detalles de nuestra vida, asuntos íntimos con ellos, que nos hacen sentir más tranquilos, menos solos y de un momento a otro, el adoptado adulto se logra conectar espiritualmente de tal forma que deja de sentirse huérfano y abandonado. De esta manera se puede sanar esa herida de abandono. Es un proceso largo y que requiere de mucho compromiso con uno mismo.

Es frecuente que aparezcan obstáculos en este proceso de diálogo, momentos que uno se resiste a hacer este diálogo o que siente que debe detenerse. 

Para esto es importante buscar al psicólogo constelador, haciendo sesiones de terapia individual para explorar qué puede estar sucediendo y cómo puede ayudarme a superar estos obstáculos.

Puede suceder que por la misma herida de abandono, no desee dialogar con mi madre o padre biológico, entonces con el psicólogo constelador se puede averiguar qué no acepto de mi madre o padre que está bloqueando esta conexión espiritual de diálogo interno.

Es difícil que la constelación familiar sea una ayuda psicoterapéutica definitiva para el adoptado cuando es difícil conocer alguna información sobre los antepasados biológicos por muchas razones, por ejemplo: se ocultó la adopción y el adoptado se enteró que era adoptado cuando sus padres habían fallecido y no hay nadie que brinde información, sumado a que los documentos de nacimiento y adopción contienen datos falsos, o que la adopción se realizó de forma irregular, y no se puede confiar en la veracidad de los datos pues se ha buscado la familia biológica, estos niegan haber entregado a un niño en adopción, o los padres biológicos han fallecido y no hay manera de saber nada de ellos ni de hermanos ni de otros posibles familiares. 

Independientemente de la información que se conozca o no de los padres biológicos, Bert Hellinger a través de la constelación familiar, plantea que el adoptado ya conoce a sus padres y es usual que el terapeuta reafirme: "Tú si sabes dentro de ti, quiénes son tus padres. Conoces a tu madre y a tu padre, a tus abuelos, a tus hermanos, a tus tíos y primos. Si conoces a tu familia". Esta intervención del terapeuta tranquiliza al adoptado, y le ayuda a conectarse espiritualmente con sus raíces biológicas. El adoptado se sorprende de la cantidad de información que guarda en su interior y que no sabía que la tenía, a través de los ejercicios de constelación que se realizan durante la psicoterapia individual y grupal.

El adoptado consultante se impresiona mucho con esta terapia, pero la verdad es que todos los adoptados dentro de nosotros conocemos a nuestra familia a través del concepto que Bert Hellinger define como alma familiar en su obra (ya citada al principio de esta lectura). Para Hellinger, "la familia o clan tienen un alma en común, es decir un centro en común, un centro que maneja a todo el grupo, no solamente a cada individuo. Es como que el individuo pertenece al alma, forma parte del alma", esto significa que los adoptados pertenecemos a través del alma familiar a la familia biológica y adoptiva al mismo tiempo. 

Puede que nuestra filiación legal haya cambiado, pero para efectos del alma familiar, nada ha cambiado, seguimos siendo hijos nacidos de los mismos padres biológicos, de ellos venimos, espiritual y energéticamente estamos unidos a ellos a través de vínculos de lealtad inconsciente, algo que nos ata a seguir siendo fieles al sistema biológico de origen y que se rige por un grado de conciencia familiar.

Hellinger ha establecido que su libro citado anteriormente que "La familia tiene un alma en común y una conciencia en común. Esa alma y esa conciencia cuidan tres órdenes fundamentales: El primer orden es:cada miembro del sistema, vivo o muerto, tiene el mismo derecho a pertenecer...Cuando a algún miembro de la familia se le niega a pertenecer, el alma familiar o la conciencia familiar trata de reestablecer el orden mediante una compensación. Ese es el segundo orden fundamental que cuidan el alma familiar y la conciencia familiar. Por regla general, la conciencia familiar conecta a una persona nacida posteriormente con la persona que fue excluida de manera que lo reemplace- como compensación. Para esa persona nacida posteriormente la solución sería que reconozca la dignidad del excluido...El tercer orden exige que aquellos que estuvieron antes en el sistema tengan prioridad ante los que se agregaron posteriormente". 

En términos de la adopción, para Hellinger a un adoptado se le niega el derecho de pertenecer a una familia biológica, pues al ser dado a otra familia ya depende de la aceptación de esa familia  adoptiva para tener derecho a pertenecer o no. Asimismo, el adoptado acepta o rechaza a su familia biológica o adoptiva. Esto es independiente de la filiación legal.

Por otra parte, Hellinger establece que "...una separación temprana de la madre..., más adelante no sólo tiene un efecto en el alma sino también en el cuerpo".

"Existe el caso de padres que entregan a su hijo y eluden el cuidado de ese hijo. Eso ocurre a menudo con hijos naturales. Ahí son sobre los padres los que rehuyen. La persona que rehuye de esa forma ha perdido sus derechos. Es más en el fondo es un delito grave. El alma reacciona ante ello como si se tratara de un crimen. En el alma de la persona no se ocupa de su hijo tiene ese efecto. Pero no solamente en el alma de ella. Tiene ese efecto en el alma de la familia a la que pertenece. Si esa persona no reconoce que se trata de un crimen grave a veces muere otro". (Los dos textos citados del libro mencionado de Hellinger)

El adoptado es en algunas familias un ser excluido y que también excluye a otros. Suele llegar a ambas familias biológica y adoptiva como una compensación del sistema. 

Si en la familia hubo personas que no aceptaron, negaron su existencia, el hijo dado llega a recordar esto a los miembros tanto de la familia biológica como de la adoptiva. Esa es la razón por la que el adoptado adopta a unos miembros y a otros no, y por la que hay aprobación o rechazo en ambas familias. 

En las familias biológicas donde hay un hijo dado, al explorar la familia a través de las herramientas que facilita la genealogía suele haber miembros que fallecieron y cuyas historias de vida la familia no las acepta o hay más hijos que fueron dados y esto ha sido escondido como un secreto. 

En la familia adoptiva, suele haber hijos dados que excluyen, que son secreto de familia y por eso cuando hay un adoptado en generaciones futuras hay un adoptado rechazado. 

Este ciclo de rechazo se repite en varias generaciones, hasta que alguien descubre el secreto de familia y sale a la luz de alguna manera para resolverse, entonces la familia puede sanar e integrar lo que ha excluido.

Pueden pasar muchas generaciones en una familia de rechazos y compensaciones, que intentan resolver el conflicto no resuelto en el pasado de no aceptación de la adopción.

En las familias que aceptan la adopcion, se ha encontrado que los adoptados los consideran sanadores del sistema. Hay casos donde varias parejas dentro de una misma generacion familiar no han podido tener hijos biologicos y comienzan las adopciones, que llegan a reparar ese arbol genealogico y toda la familia siente desde su corazon que la adopcion fue una bendicion, y este mensaje de la adopcion positiva es heredado por generaciones futuras, que adoptan inconscientemente y sin saber que siguen con el trabajo de sanar el arbol genealogico que ya iniciaron generaciones anteriores. 










Comentarios

Increíble conocer del tema, soy adoptada e hice una constelación hace un mes o un poquito mas y me reencontré con mi mama del corazón, ahora entiendo que lo que tenía era esa herida de abandono abierta, hasta ahora leyendo esto, gracias, gracias, gracias, cada día descubro mas t cada día amo más a mi mama del corazón.
mariana dijo…
ana, contame como fue, yo soy adoptada y quiero hacer la constelacion pero no me animo ni tampoco se con quien hacerla

mariana dijo…
ana, contame como fue, yo soy adoptada y quiero hacer la constelacion pero no me animo ni tampoco se con quien hacerla

Anónimo dijo…
Soy mamá adoptante de dos varones ya adultos. El mayor no quiere saber nada con terapia ni constelaciones, ni nada. Pero es un ser sufriente. Cómo puedo ayudarle?
Anónimo dijo…
Me interesa bastante , soy adoptada y me gustaria hacer la constelación desde mi adolescencia tengo la herida abierta , el problema es que no tengo la menor idea de quien es mi madre biológica,mi adopción fue bastante problematica.
Ana dijo…
Hola a todos! No es importante saber al detalle la informacion sobre la familia biologica para hacer la constelacion. Basta con tener una informacion muy general y entre el publico escoger personas que representen en la constelacion a los protagonistas de nuestra historia de vida. Bert Hellinger parte de la base que el adoptado si conoce a sus padres biologicos, solo que no los recuerda por la separacion a edad temprana. En terapia descubres que si los conoces y con esta informacion es que se realiza la constelacion y termina siendo una experiencia reparadora para el adoptado.
Ana dijo…
En la adolescencia es frecuente que el adoptado no desee saber nada de su historia. Es una etapa por la cual se pasa y es cierto que por dentro se es un ser sufriente como lo defines. Dejalo que pase esta etapa en calma y cuando sea el momento puedes hacer la constelacion con el. Lo otro es que como madre adoptiva asistas a un grupo de constelaciones y hagan la constelacion contigo solamente. Esto es suficiente para generar cambios dentro del grupo familiar y puede ayudar a aliviar en parte el dolor del hijo adoptado, asi no participe en la constelacion como actor. Las constelaciones son para beneficio de todo el grupo familiar asi no participe toda la familia, basta que solo un miembro de la familia constele para que se perciban los beneficios.Asi que te aconsejo hacer la constelacion e ir notando los cambios dentro de tu grupo familiar y en el adoptado. Una constelacion es una experiencia de crecimiento personal y familiar. Alivia el dolor vivido en generaciones y en quienes reflejan actualmente el sufrimiento de una familia.
Ana dijo…
Es normal que no te animes. Socializar en un grupo que eres adoptada y que deseas constelar con la informacion que tienes de tu origen y de tu familia adoptiva no es facil. Hay miedo a ser incomprendido por el grupo constelador y tambien si te conocen, que haya gente que chismosee tu caso por fuera del grupo. Lo ideal es buscar un buen constelador, preferible si es psicologo y que los asistentes no te conozcan o no tengan conocidos en comun, con el fin de estar mas tranquilos y no pensar que nuestro caso constelado sera objeto de cotilleo o chismes. Buscar con calma con quien hacer la constelacion es clave. Buena suerte!
Ana dijo…
Ana Catalina tienes toda la razon. Una constelacion ayuda a honrar a los padres biologicos, a entender lo valioso que fue darnos y comprenderlos en muchos aspectos que nos permiten cerrar esta herida y sanarla. Por esto recomiendo hacer una constelacion y si es necesario en consulta individual con un psicologo preparase psicologicamente para constelar pues el impacto es fuerte y mueve nuestra estructura tanto, que necesitamos reacomodar la experiencia de adopcion.
Ana dijo…
Ana Catalina tienes toda la razon. Una constelacion ayuda a honrar a los padres biologicos, a entender lo valioso que fue darnos y comprenderlos en muchos aspectos que nos permiten cerrar esta herida y sanarla. Por esto recomiendo hacer una constelacion y si es necesario en consulta individual con un psicologo preparase psicologicamente para constelar pues el impacto es fuerte y mueve nuestra estructura tanto, que necesitamos reacomodar la experiencia de adopcion.
Ana dijo…
Es normal que no te animes. Socializar en un grupo que eres adoptada y que deseas constelar con la informacion que tienes de tu origen y de tu familia adoptiva no es facil. Hay miedo a ser incomprendido por el grupo constelador y tambien si te conocen, que haya gente que chismosee tu caso por fuera del grupo. Lo ideal es buscar un buen constelador, preferible si es psicologo y que los asistentes no te conozcan o no tengan conocidos en comun, con el fin de estar mas tranquilos y no pensar que nuestro caso constelado sera objeto de cotilleo o chismes. Buscar con calma con quien hacer la constelacion es clave. Buena suerte!
Ana dijo…
En la adolescencia es frecuente que el adoptado no desee saber nada de su historia. Es una etapa por la cual se pasa y es cierto que por dentro se es un ser sufriente como lo defines. Dejalo que pase esta etapa en calma y cuando sea el momento puedes hacer la constelacion con el. Lo otro es que como madre adoptiva asistas a un grupo de constelaciones y hagan la constelacion contigo solamente. Esto es suficiente para generar cambios dentro del grupo familiar y puede ayudar a aliviar en parte el dolor del hijo adoptado, asi no participe en la constelacion como actor. Las constelaciones son para beneficio de todo el grupo familiar asi no participe toda la familia, basta que solo un miembro de la familia constele para que se perciban los beneficios.Asi que te aconsejo hacer la constelacion e ir notando los cambios dentro de tu grupo familiar y en el adoptado. Una constelacion es una experiencia de crecimiento personal y familiar. Alivia el dolor vivido en generaciones y en quienes reflejan actualmente el sufrimiento de una familia.
Ana dijo…
Hola a todos! No es importante saber al detalle la informacion sobre la familia biologica para hacer la constelacion. Basta con tener una informacion muy general y entre el publico escoger personas que representen en la constelacion a los protagonistas de nuestra historia de vida. Bert Hellinger parte de la base que el adoptado si conoce a sus padres biologicos, solo que no los recuerda por la separacion a edad temprana. En terapia descubres que si los conoces y con esta informacion es que se realiza la constelacion y termina siendo una experiencia reparadora para el adoptado.

Entradas más populares de este blog

NO AMO A MI HIJO ADOPTIVO

CARTA A MI PAPA ADOPTIVO EN EL "DÍA DEL PADRE"

EL ADULTO ADOPTADO