UN CASO MAS DE DISCRIMINACION AL ADOPTADO

Una colombiana casada con un holandés residentes en mi ciudad, adoptaron un niño de 3 años. Viven en un conjunto residencial en un vecindario de clase alta.

El padre envió a la niñera con el niño a se bañara y jugara en la piscina (pileta) infantil del conjunto residencial.

La niñera estaba en la orilla de la piscina con el niño, cuando recibió el grito del portero del conjunto expresándole: "Usted cómo se atreve a meter a su hijo en la piscina, por orden de la administración y del manual de convivencia que rige la propiedad horizontal, los hijos de la servidumbre no pueden utilizar la zona social del conjunto".

La niñera le alegó que no era su hijo, sino el hijo de sus patrones, y siguió con el niño en la piscina.

El portero se retiro furioso y le pasó la queja a la administradora del conjunto que se acercó a decirle que tenía que retirar al niño de la piscina o sino llamaría a la Policía, para que se la llevaran a la estación por perturbar la paz del conjunto, pues los vecinos vieron a la niñera con el niño adoptado y se quejaron que por que estaba ese niño allí banándose y jugando, si eso era prohibido.

La niñera le dijo: "Señora, no es mi hijo es el hijo de mis patrones, que son dueños de un departamento en este conjunto. Hable con ellos. Yo solo estoy siguiendo orden de ellos".

La administradora llamó por citófono al departamento y le dijo al padre adoptivo:" Su niñera está bañando al hijo de ella y eso es prohibido. Si usted no hace que se retire les voy a aplicar la multa por incumplir el manual de convivencia. El señor le replicó que era su hijo, y la administradora le decía que ese niño no tenía el aspecto físico adecuado para ser hijo de ningún residente de clase alta. El le explicó que con su esposa lo habían adoptado recientemente y la administradora contestó:"Lo que faltaba...usted lo adoptó?" El padre muy alterado colgó el citófono del departamento.

El padre adoptivo inmediatamente bajó furioso a la portería para hablar personalmente con la administradora. Le dijo a la niñera que evitaran conflicto y se fueron con el niño al departamento. Al día siguiente fue donde un abogado para que le llevara el caso para demandar al conjunto residencial por discriminar a su hijo adoptado.

Cuando el conjunto fue demandado, la administradora citó a la Junta de Propietarios a una sesión extraordinaria por tratarse de una propiedad horizontal.

En la reunión de propietarios, había una pareja con problemas para tener hijos y que justo estaban tramitando una adopción legal y quedaron muy preocupados de ver lo que eran capaces de hacer los vecinos con un niño adoptado, justo en el lugar donde vivían y que argumentaban que no era justo que en esa piscina donde nadaban sus hijos metieran los hijos adoptados, que provenían de la misma servidumbre, porque así es como mucha gente ve a un adoptado.

Esos futuros padres adoptivos estaban tan afectados que decidieron parar el proceso de adopción, ir a terapia psicológica para tranquilizarse y después decidir qué hacer.

El conjunto residencial tuvo que modificar las normas de convivencia y pagar una indemnización a la familia adoptiva por discriminación de su hijo según sentencia del Juez.

Para esa familia adoptiva así hubieran hecho justicia se volvió muy incomodo seguir viviendo en ese conjunto residencial porque los vecinos los miraban con rabia, los tildaban de conflictivos y de haber sido muy atrevidos al exigir una indemnización, pues el conjunto residencial les cobró una cuota extra a todos los residentes para pagar todos los gastos de la demanda.

Esta familia para evitar ser víctima del repudio de la comunidad de vecinos tuvo que irse a vivir a otra parte y rentar ese departamento.

Este caso de la vida real se ve a diario con los adoptados nacionales dentro de mi país.

Yo fui adoptada hace varias décadas y a pesar de eso los conceptos primitivos de discriminación al adoptado prevalecen con el tiempo.

Me impacta ver el extremo al que tienen que llegar los padres adoptivos para proteger de la discriminación a sus hijos adoptivos, exponiéndose también a ser muy discriminados ellos por la sociedad.






Comentarios

Entradas más populares de este blog

NO AMO A MI HIJO ADOPTIVO

CARTA A MI PAPA ADOPTIVO EN EL "DÍA DEL PADRE"

EL ADULTO ADOPTADO