MI PRIMA, MUY ESPECIAL DENTRO DE MI FAMILIA ADOPTIVA

Mi prima es 4 años mayor que yo. Es hija de mi tía adoptiva materna.

Ella es una persona que al igual que yo padeció el maltrato brutal de mi familia adoptiva materna, en su caso, de su familia biológica materna.

Es la hija menor de mi tía. Mi madre adoptiva me contó que mi prima fue engendrada con la idea de arreglar el matrimonio de mi tía, pero los problemas matrimoniales continuaron hasta separarse cuando mi prima tena unos 11 años de edad.

Su padre era alcohólico, y no lo juzgo porque mi tía (su ex-esposa) era una psicópata igual que mi madre. Ella estaba destruyendo a este hombre, que pudo sobrevivir gracias al placer otorgado por su amante, a quien una vez divorciado convirtió en su esposa y organizo un nuevo hogar, alejándose de mi prima y de sus hermanos, algo que vivieron en cierta forma como un abandono.

Mi prima no tuvo la suerte de tener un padre amoroso, que cuidara y respondiera económicamente por ella. Mi tía la fue destruyendo lentamente hasta que terminó muy grave de una anorexia a los 23 años, internada en un psiquiátrico y desintoxicada por farmacodependencia.

Ella era muy cariñosa conmigo, podría jurar que fue la única de esa familia que me quiso y me valoró positivamente como persona. 

Aunque no le expresé con afecto profundo lo mucho que la he querido, la verdad es que la quise muchísimo y la admiré como persona, es una mujer talentosa, perseverante, que me ha dado un gran ejemplo de vida.

Ella al igual que yo, maltratada, se supero y rehizo su vida, se casó y tuvo una bebé.

Es fotógrafa, tiene talento y participa en eventos de talla mundial. Todo lo que ha estudiado ha sido con becas y con mucho esfuerzo. La chica es brillante, creativa y muy inteligente.

Ella no se quedó ahí en casa esperando que ese monstruo llamado "mama" acabase con ella. No, se fue en una motocicleta con un chico y huyó de la casa de su madre. Se fue después de la ciudad, luego del país y al final del continente. Así limitó el contacto con esa horrible familia. Siempre cada vez más lejos y triunfando en el exterior, cosa que me di cuenta al ver su curriculum en la internet.

Una mujer talentosa totalmente opacada por una familia que no valora al artista que ella lleva por dentro, a ese ser creativo lleno de una genialidad sin límites.

Una vez le dije a mi prima, lo talentosa que era y que me gustaba lo que hacía. Se puso a llorar; ella no estaba acostumbrada a recibir de nadie de la familia una valoración positiva. Después me dijo entre risas, que estaba exagerando, que cómo se me ocurría decirle que ella era talentosa.

La realidad es que nunca exageré, ella es buena en lo que hace y tiene talento. Estoy muy orgullosa de mi prima, ella es alguien a quien rescato como valioso en medio de ese grupo de monstruos que conforman esa familia.

Cuando me siento con un bajón de animo pienso en mi prima, veo su curriculum y esto me anima a seguir, a esforzarme, a perseverar por mis suenos, a explotar mis talentos, a reírme de mis errores para volver a empezar de nuevo.

Si ella que creció con los mismos monstruos que yo, pudo rehacer su vida y estar bien lejos, yo también puedo.

La única diferencia conmigo, es que ella nunca pudo denunciarlos ante las autoridades por sus atrocidades, yo si tuve esa victoria. Fue muy reparador para mi poder denunciar a mis maltratadores, sentí que pude hacer justicia no solo por mi sino por mis primos igual de maltratados.

Para ella no era conveniente denunciarlos ni alejarse cortando como lo hice porque ella siente es que su familia biológica. En cambio, yo si sufrí lo que era ser discriminada por ser adoptada, de modo que nunca pude tener un sentido de pertenencia a esa familia y esto me ayudó a cortar más fácil con todos hasta con mi prima, que aunque nada malo me hizo, mi madre y mi tía la estaban utilizando para que me presionara para estar cerca de la familia, y yo sabía que esto era para seguir con su maltrato en la intimidad del hogar. Ganaban ellos con mi presencia en casa, yo en cambio perdía salud, paz y mi tiempo de vida valioso.

De la experiencia de cortar con la familia adoptiva, me ha dolido no estar en relación con mi prima, pero hablarle por Internet significaría dejarle una puerta abierta a esa familia para que acabe conmigo física, moral y psicológicamente. Sé que mi prima correría a contarles donde estoy, qué hago y todo lo que pueda enterarse de mi vida actual, y de esto por seguridad prefiero que ninguno de ellos sepa absolutamente nada.

Pasaron muchos años donde se hizo constante el encuentro con personas de esta familia adoptiva cada vez que viajaba a la ciudad adoptiva, en la que ya no vivía. Una psicóloga me dijo: "Parece que tienes algún asunto pendiente con tu familia adoptiva, no crees que deberías buscarlos?". Salí asustada de su consultorio y nunca más regresé. Pero me los seguía encontrando cuando salía a la calle, en una ciudad grande donde encontrarse suele ser complicado.

Así que saqué valor y confronté a mi prima adoptiva, contándole cómo me sentí con todo el maltrato de la familia adoptiva y por qué consideraba que no debía seguir en relación con ellos. Ella estuvo de acuerdo conmigo, lo cual me tranquilizó muchísimo y pude dejar ir ese asunto pendiente que hacía que me los encontrara mucho en la calle. No le dije absolutamente nada de mi vida actual, ni donde vivo, ni con quien vivo, ni donde trabajo, no le di ninguna información de mi vida, y le aclaré que sólo quería decirle cómo me había sentido con todo lo que me hicieron, que no irrumpiría en su vida actual, y que después de esta conversación, sino había temas pendientes por conversar de su parte, pues ya no había nada más que hablar, y que así podía continuar con mi vida lejos de esta familia adoptiva tóxica, a pesar de que mi prima me quiso y yo a ella, pero estar en relación con ella, es darle lugar a que me busquen los que realmente son peligrosos de esa familia, porque implica que a mi prima le cuente cosas de mi vida actual y por seguridad pues no lo haré nunca.















Comentarios

Entradas más populares de este blog

NO AMO A MI HIJO ADOPTIVO

CARTA A MI PAPA ADOPTIVO EN EL "DÍA DEL PADRE"

EL ADULTO ADOPTADO