CARTA DE AGRADECIMIENTO A LA CICATRIZ QUE DEJÓ MI HISTORIA DE ABANDONO Y DE ADOPCIÓN

Querida cicatriz de mi cuerpo y de mi alma,

Hoy te escribo para decirte que te amo y para agradecerte la bendición que has sido en mi vida de adoptada.

Vislumbro a lo lejos esa vieja herida donde me sentí burlada, traicionada y abandonada. Actualmente quedas tú, mi amada cicatriz, que estás para recordarme todo lo que aprendí con la renuncia de mis padres biológicos y con mi experiencia como hija adoptada.

Gracias cicatriz por estar en todo mi cuerpo, por no borrarte con el tiempo y recordarme lo valioso que ha sido para mi transitar en este mundo.

Gracias a ti, querida cicatriz soy una persona altamente sensible al dolor humano, a la infancia vulnerable, a los animales domésticos sin hogar.

Gracias a ti, soy una persona muy empática, que se conecta fácilmente con los demás, que puede entender sus almas y ayudarles a comprenderse a ellos mismos en muchos asuntos de su vida.

Gracias a ti, puedo sonreír cada día de mi vida y agradecer cada día valorando mi propio hogar, las personas que están en mi vida y los proyectos que hago para continuar mi camino hacia adelante.

Gracias a ti, me reconozco como persona vulnerable que fue capaz de sobrevivir a muchas pruebas donde el amor no estuvo presente como hubiera querido, sino de otra forma difícil de entender como lo es la renuncia de mis padres biológicos a criarme y a cuidarme.

Gracias a ti, me defino como persona resiliente, pues también he tenido otras pruebas duras por vivir y las he podido superar, pues un adoptado valiente puede con todo y nada lo derrota.

Gracias a ti, renací como el Ave Fénix a una nueva existencia y pude llenar mi vida de sabiduría y grandeza.

Gracias a ti, he podido acompañar a otras personas que necesitan orientación para que sus vidas puedan ser mejores y que lleguen a ellos más bendiciones.

Gracias cicatriz por haberle dado un gran sentido de vida a mi existencia como adoptada y como ser humano.

Te honro con la bondad de mi vida presente y futura.

Te beso amada cicatriz,

Ana, la adoptada que te lleva en su cuerpo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

NO AMO A MI HIJO ADOPTIVO

CARTA A MI PAPA ADOPTIVO EN EL "DÍA DEL PADRE"

EL ADULTO ADOPTADO