EMAILS ACERCA DEL DÍA DE LA MADRE ADOPTIVA

Una colega que fue mi psicóloga me envió el siguiente mensaje:

"Las madres somos imperfectas y quisiéramos no serlo. Por eso, nos quemamos. ¡Es agotador!

Las Constelaciones Familiares nos enseñan que nuestros hijos reciben todo lo que nos ha sido posible darles. Y que es suficiente para ellos, si hemos tomado de nuestra madre lo que ha podido darnos, con gratitud y con la convicción de que todo lo que faltó, ya lo podemos obtener por nuestra cuenta.

Por eso, el gran paso es abrirnos con agradecimiento a mamá, no importa si ya no está físicamente con nosotros. Esa corriente nutricia entre mamá y nosotras se fortalece. O se restaura, si antes, enojadas, nos alejamos de ella.

¡Feliz día de las madres!"

Mi respuesta a su mensaje:

No había leído este mensaje tuyo, me llegó como spam y justo hoy lo encontré . Mil gracias.
Mi reflexión (un poco larga ;) es que en la vida hay que vivir agradecidos, toda experiencia trae un aprendizaje y por lo tanto si se cultiva la gratitud como un valor personal, nuestra vida es mas saludable.

Más que ponerme a pensar que mi madre adoptiva fue cruel y muy mala conmigo y desgastarme en esto hasta convertirlo en mi propia tortura, asumí mi responsabilidad con mi propia vida y busqué cuidarme y por eso le agradezco a mi madre adoptiva que en medio de su enfermedad mental y sus falencias como persona, hizo lo que pudo y creo que lo hizo bien porque me dio una estructura, sino no hubiera tenido la forma de hallar dentro de mi herramientas para poder seguir con mi vida, ser feliz y continuar mirando hacia el futuro.

En sus pocos momentos de lucidez mi madre adoptiva me pidió disculpas, me dio las gracias y hasta me ayudó a solucionar alguna preocupación que tenía, de vez en cuando tuvo algunos detalles así después lo bueno que hacía lo borrara con "cuatrillones de cosas terribles" que me hacía. Esto sucedía muy ocasionalmente, pero bueno se trata de reconocer lo bueno así haya sido poco, era lo que ella podía dar y lo acepté.

Creo que fue suficiente de su parte, pues como dice el mensaje, si ella me dio herramientas para seguir mi vida adulta, y yo me puedo dar autoternura, autocompasión, autoestima, autodeterminación, entonces con esto me estoy dando lo que ella no me dió como mamá adoptiva.

Entendí que como adoptada tengo un problema y es que nada de lo que me dan los demás es suficiente.

Asumí mi responsabilidad frente a mi problema y dejé de cargarle esto a mi familia adoptiva, a mis amigos y a la gente que afectivamente ha pasado por mi vida.

Dejé de calcular el afecto, de tasar a la gente según el cariño que daba como si las relaciones humanas fuesen una especie de "subasta afectiva".

Dejé de darle sentido a esto y ahora dejo que cada quien dé lo que puede dar. Lo acepto y lo agradezco.

Entonces me pasé la mayor parte de mi vida sufriendo porque mis expectativas con respecto a recibir afecto eran altas, no se sacian.

Acepté que al honrar la cicatriz de la renuncia de mis padres biológicos a mi, podía estar mejor sin reclamar más amor que el que ya me dieron cuando renunciaron a mi para darme a otra familia.

Entendí esto cuando adopté un gato y un perro, de los cuales tuve que salir porque sus demandas no las iba a llenar nunca precisamente porque estos animales tenían mi mismo problema. Y esto me permitió comprender que así seguro se sintió mi madre adoptiva cuando le exigía y ella no podía darme ni la mitad de lo que demandaba. 

En la relación con mi madre adoptiva se perdió el equilibrio entre dar y recibir, por eso terminé fatigada y enferma y la salud de mi madre empeoró. A ambas la vida nos pasó factura y cada una paga su cuota de responsabilidad.

Me ha tomado mucho tiempo asimilar mi responsabilidad, soltar mi sentimiento de culpa y la tristeza  por todo lo sucedido con mi familia adoptiva.

Si hay un día donde la fibromialgia hace su presencia con fuerza en mi cuerpo es el día de la Madre. Pasa este día y nada me duele por el resto del año. Soy consciente que tengo la enfermedad de las fibras familiares, que duelen en fechas especiales como el día de la Madre. Entonces escribo cartas a mis dos madres y los síntomas físicos desaparecen inmediatamente.

Quería compartirte mi reflexión a tu mensaje por el día de la Madre, en mi caso por el día de mis dos Madres.

Un saludo muy especial para ti ;) Gracias por toda tu ayuda con las terapias que realizamos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

NO AMO A MI HIJO ADOPTIVO

CARTA A MI PAPA ADOPTIVO EN EL "DÍA DEL PADRE"

EL ADULTO ADOPTADO