SOCIALIZACION DE ADOPTADOS ADULTOS POR MEDIOS VIRTUALES

Unos adoptados adultos tuvieron la genial idea de crear un grupo de apoyo para adoptados por un chat en la red donde sólo comparten adoptados y no pueden participar los adoptantes. El grupo no tuvo éxito debido a que muchos adoptados no se sentían cómodos participando en las actividades del grupo. Muchos se retiraron, incluso se les insistió que estuvieran presentes leyendo los mensajes de los que participaban pero se negaron.

Socializar una experiencia de adopción para la mayoría de las personas adoptadas es traumático; produce miedo enfrentarse al dolor propio e identificar su dolor en el dolor de los demás adoptados, puede causar dificultades en la interacción virtual entre adoptados.

Para socializar el dolor debe hacerse un proceso de duelo y de aceptación de la adopción como una herida de dolor en la infancia. No todos los adoptados se encuentran en la misma etapa de ese duelo lo que también afecta la comunicación respetuosa entre adoptados en los chats.

Por ejemplo, un adoptado habla de un tema respecto a la adopción que altera a los demás, sin intención de afectarlos pero los pone en contacto con una ira profunda acerca de sus vivencias, las cuales no han aceptado y terminan agrediéndose entre si.

Otros adoptados se sienten tan identificados y comprendidos, que plantean la posibilidad de una amistad o de un noviazgo a alguien del grupo. Es tal la necesidad de encontrar quien los comprenda y la necesidad de recibir afecto que suceden este tipo de encuentros virtuales afectivos en los grupos de adoptados.

Hay adoptados pasan una etapa de querer hacer justicia y plantean la posibilidad de unirse en grupo para hacer campañas contra el tráfico de menores, la adopción ilegal, la apropiación de chicos y el aborto, haciendo publicidad para lograr llamar la atención del gobierno corrupto de su país de origen. Ante esta situación encuentran adoptados interesados en crear un grupo y hacer reuniones personales, lo cual hace que el grupo prospere a favor de esta necesidad de hacer justicia.

Otros adoptados plantean el tema que ser adoptado es sentirse como «un marciano», como «un extraterrestre» como una manera de explicar lo que es sentirse adoptado. Es tratar de buscar una identidad en común entre lo que se siente «ser adoptado».

Existen adoptados que tienen mucha resiliencia y se les facilita socializar su dolor mas que a otros. Los que no son tan resilientes se asombran de los que si lo son y le preguntan maravillados:"¿Cómo lo lograste?" Esto anima a los menos resilientes a conseguirlo y aprender de los adoptados que han superado su experiencia de dolor y su herida de adopción.

Los adoptados necesitan espacios privados para hablar donde no intervengan los padres adoptivos, ni psicólogos ni nadie que no sea adoptado. Es un derecho y una necesidad que debe ser respetada.

Los adoptados necesitan sentir que tienen voz propia y que pueden comunicar su experiencia con toda libertad y tranquilidad sin ser enjuiciados por la sociedad que todo el tiempo está etiquetando al adoptado como «traumatizado, terrorista, psicópata o enfermo mental». Lamentablemente la sociedad se ha encargado que un grupo de adoptados no tengan voz y hace que los adoptados socialicen entre ellos en secreto. Es como si fuese prohibido hablar de adopción entre los que realmente la viven, los adoptados. Pueden hablar psicólogos o padres adoptivos, pero los adoptados no.

La sociedad busca que la adopción se sufra en silencio, en secreto. Un grupo de adoptados se convierte en una sociedad secreta, como si fueran un grupo de masones hablando de políticas de adopción en privado y en código. 

Es usual que en la red los adoptados tengan un logo como un simbolismo de ser un grupo de adoptados que hace campañas para protestar por la injusticias de una adopción como lo es el tráfico de niños y después borrar su identidad y datos de su origen en la partida de nacimiento inicial.

Los adoptados adultos son personas muy reflexivas sobre esta problemática social; muchos han realizado una investigación sobre la adopción como fenómeno social y político a lo largo de la historia de la humanidad. 

Un adoptado encuentra en la historia una forma de entender lo que ha vivido en el contexto socio histórico y político de su país adoptivo o de origen. Investiga la adopción en su país de origen y en el país de adopción, para comprender mejor lo que vivió.

Le interesa también conocer sobre su raza y su cultura de origen para poder entender mejor su adopción, si fue transracial. Si siente respeto con su historia personal entre los adoptados puede animarse a compartir virtualmente alguna información al respecto.

Desde mi experiencia, recomiendo a los adoptados adolescentes y adultos vincularse a grupos virtuales donde sólo participen adoptados puesto que es una experiencia enriquecedora, y permite a cada uno darse cuenta en qué etapa se encuentra a nivel del trauma y los diferentes duelos que se hacen por haber sido adoptado. 

Considero que es positiva una participación temporal por épocas en estos grupos virtuales, pues no se trata de estar activo dentro de un grupo virtual 24 horas, durante años debido a que ésto ya se convierte en una conducta obsesiva y no es sano. El apoyo virtual no sustituye una ayuda profesional para elaborar y sanar una historia de vida compleja y traumática como lo es la de un adoptado.

Así como hay adoptados que permanecen en completo silencio en los grupos virtuales, hay adoptados que se obsesionan compartiendo su historia de vida por redes sociales, son muy activos en sus comentarios con relación a su experiencia de vida, pero han hecho a un lado actividades culturales, sociales y laborales por estar en la red obsesionados participando y haciendo publicaciones referidas a su adopción, la mayoría con connotación de justicieros en pro de los derechos de los niños abandonados, huérfanos, robados, etc. 

Está bien comentar de su vida como adoptado y convertirse en activista por las redes sociales virtuales, pero no al punto de obsesionarse con ésto, pues un adoptado no puede vivir de su pasado el resto de su existencia, sino que tiene que construir una vida presente tranquila y darse la oportunidad de sanar todo lo vivido sin obsesionarse, porque ya esto es estar enfermo, y quienes se obsesionan deben buscar ayuda profesional.









Comentarios

Entradas más populares de este blog

NO AMO A MI HIJO ADOPTIVO

CARTA A MI PAPA ADOPTIVO EN EL "DÍA DEL PADRE"

EL ADULTO ADOPTADO